Foto: EFE
En los contextos electorales hay una tendencia a “instrumentalizar los conflictos”, por ello se disparan los hechos violentos, situación que hay que evitar en los próximos comicios del 2016,  advirtió esta mañana la Defensoría del Pueblo.

Se mueve la calle para ganar cámara, para transmitir ideas y lanzar algunos liderazgos, eso siempre complica la situación sobre todo en el tramo final del Gobierno”, comentó el adjunto para la Prevención de Conflictos Sociales y la Gobernabilidad de la Defensoría del Pueblo, Ronaldo Luque.

Según el funcionario, hasta septiembre se han registrado 214 conflictos sociales, frente a los 200 vistos en el mismo mes en el 2014. 

El incremento fue generado por los incidentes ocurridos en los últimos meses del año pasado, cuando tuvieron lugar las elecciones regionales y locales, detalló durante una entrevista en TVPerú.

En dicho proceso electoral, se reportaron decenas de hechos de violencia antes, durante y después de la votación. Incluso se dio cuenta de la aparición de sicarios. Un ejemplo es el reciente asesinato del alcalde del distrito del Samanco, Francisco Ariza, y de su asesor Henry Aldea en Chimbote.

“El crimen organizado y las organizaciones ilegales penetran los partidos políticos, los movimientos regionales y locales, y también algunas instituciones. Estamos advertidos, estamos  a tiempo para tomar algunas decisiones al respecto", anotó.