Foto: EFE
No habrá un "aterrizaje brusco" para la segunda economía más grande del mundo, refirió el presidente de China, Xi Jinping.

En una visita de Estado a Reino Unido, Xi dijo que China ha ingresado a una “nueva normalidad”, con algunas presiones en contra, pero que las tasas de crecimiento del país se mantienen en torno a un 7%.

Al ser interrogado sobre la inversión, Xi dijo que China no cerraría la puerta que ya abrió e insistió en que Pekín sigue comprometido con las reformas orientadas al mercado.

Añadió que el gigante asiático necesita mantener un mercado abierto y justo.

Fuente: Agencias