Foto: EFE
La posible fusión de AB InBev y SABMiller, los dos más grandes productores de cerveza en el mundo, en una operación -que de lograr el visto bueno de los reguladores- podría convertirse en una de las mayores en la historia por los más de US$100 mil millones que involucraría, va a cambiar drásticamente el panorama de esta industria.

Una muestra de ello es que Heineken, la compañía holandesa que hasta hace poco era el tercer más grande productor de cerveza en el globo, anunció en la víspera la adquisición de la mayoría de acciones de la eslovena Pivovarna Lasko, un 53.43 % del capital, por un importe de 119.5 millones de euros.

En un comunicado, la firma detalló que se trata de la compra de un total de 4 millones 673,941 acciones a un precio de 25.56 euros por acción. Anotó, además, que en los próximos días laborales informará formalmente su intención de presentar una oferta pública por las acciones restantes.

Pivovarna Lasko es la primera cervecera en Eslovenia y distribuye las marcas Lasko, Lasko Malt y Export Pils. Esta es la segunda adquisición de Heineken este mes, tras la compra de parte de las sociedades de Diageo en Jamaica, Malasia, Singapur y Ghana por 696 millones de euros.

Para analistas del sector, este ánimo comprador de la cerveza holandesa busca hacer frente al gigante que entre AB InBev y SABMiller darán lugar pronto. 

Según un estudio reciente de Euromonitor, cinco empresas concentran más de la mitad de la producción mundial: AB Inbev (20,8%), SABMiller (9,7%), Heineken (9,1%), Carlsberg (6,1%) y China Resources Enterprise (6%).

Tras la fusión, la nueva compañía pasaría a vender una de cada tres cervezas en el mundo, lo que aumentaría la presión sobre Heineken, pues estaría más lejos de sus competidores, cuyas marcas Corona, Modelo, Foster, Snow, Budweiser, Stella Artois, Peroni, Grolsch y Pilsner Urquell tienen fuerte presencia global.


Para evitar una posición dominante que afecte al consumidor mediante los precios, el también expresidente del BCR plantea que Indecopi haga un control previo del impacto de la transacción en la economía local.

FUENTE: EFE