Foto: perupress.com
Los reguladores de negocios financieros en Chile habrían detectado “posibles irregularidades” en la reorganización que el Grupo Sura (de capitales colombianos) realizó en el Perú y que habían afectado a administradores de fondos de pensiones (AFP) del vecino país, según reportó el diario La Tercera.

En un oficio del 9 de octubre, la Superintendencia de Pensiones (SP) chilena anotó que en la operación estarían relacionadas la AFP Capital -perteneciente a Sura en Chile- y su filial Santa María Internacional. 

Tras la transacción, la AFP Capital y Santa María Internacional dejaron de tener participación indirecta en AFP Integra (gestora de Sura en Perú), a través de Pensiones Sura Perú, dice el documento, que fue remitido a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) para su “respectiva fiscalización”.

En ese contexto “podrían haber realizado transacciones entre empresas relacionadas, lo que eventualmente no habría seguido la formalidad establecida en la normativa vigente”, anota.

La Superintendencia de Pensiones chilena envió a la SVS otros 14 documentos. Cinco son oficios con requerimientos de información a AFP Capital y Santa María, y a sus respectivos presidentes Andrés Castro y Francisco Murillo. También adjuntó una minuta de su división financiera y ocho cartas de las firmas mencionadas.

En una de esas cartas, del fecha 23 de febrero, Capital informa que Sura abrió un poder comprador, a través de la Corredora de Bolsa Sura, por hasta el 0,35% de las acciones de esa AFP  a un precio unitario de $ 270 y con vigencia de 90 días. 

Otra misiva, del 22 de mayo, se refiere el cierre del poder comprador, mientras que una tercera, del 25 de mayo, da cuenta de la reapertura del mismo, por un lapso de 30 días, de las acciones de Capital a un precio de $ 261,95.

En la memoria 2014 de Capital se consigna que “Pensiones Sura Perú, como operación de reestructuración, registró con efecto en patrimonio, el valor resultante entre el monto de la Inversión ascendente a $ 41.751 millones y la devolución de aporte inicial ascendente a $ 2.259 millones. Lo anterior generó una pérdida neta en Santa María Internacional (filial de Capital) ascendente a $ 10.481 millones”.

Consultada por La Tercera, la AFP de Sura consignó que “la empresa hizo llegar en forma oportuna todos los antecedentes” a la SVS”. Esta, en tanto, indicó que no comenta eventuales investigaciones.