Fuente: codigo.pe
La operación de venta de los activos de Lindley a la compañía mexicana Arca Continental ya fue concluida, no fue la excepción y se cumplieron con todas las regulaciones y normativas pertinentes, informó la embotelladora peruana esta mañana mediante un comunicado.

En la víspera, un grupo de accionistas minoritarios de la firma que en el Perú embotella a las bebidas Coca Cola e Inca Kola cuestionó la operación pues indicaron no se les consultó al respecto ni fueron contemplados sus derechos.

En una carta enviada a reguladores peruanos y mexicanos, Bancard (firma ligada al expresidente Sebastián Piñera), Fratelli Investment (propiedad de la familia Solari), y Larrain Vial pidieron analizar la operación valorizada en US$910 millones, que además contempla una clausula por US$150 millones que compromete a la familia Lindley a retirarse de la industria embotelladora de forma permanente.

La empresa peruana, dijo hoy por su parte, que como manda la legislación aplicable a las transacciones financieras, siempre han mantenido un diálogo directo y abierto con sus diferentes grupos de interés.

Anotaron que los cuestionamientos a la transacción “vienen siendo rebatidas, una a una, ante las autoridades correspondientes”.

“Reiteramos el compromiso de Corporación Lindley de cumplir fielmente con nuestro ordenamiento legal, como siempre lo ha hecho en más de 105 años de historia”, subrayaron.