Fuente: Cepal
Un factor que explica el menor crecimiento de la economía nacional en lo que va del año, incluso a un ritmo más bajo de las recientes proyecciones revisadas tanto de analistas como del Gobierno, es el descenso en la llegada de capitales foráneos para hacer negocios.

Es tarde, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) reportó que en el primer semestre, la inversión extranjera directa (IED) que arribó al Perú sumó US$4.038 millones, monto inferior en 11% a lo registrado el mismo periodo del año pasado.

El panorama es el mismo en la región. El citado organismo estimó que en el primer semestre del 2015, los 16 países del bloque recibieron un total de US$88.717 millones, monto inferior en 21% a lo percibido durante los mismos meses del año pasado.

¿La razón? “La caída de las inversiones en minería y en hidrocarburos por la reducción de los precios internacionales, la desaceleración de China y el crecimiento económico negativo de la región previsto para este año (-0,3%), debido a la situación de Brasil”, explicó el organismo internacional. 

EFECTO BRASIL
De hecho, Brasil es el más afectado, con una contracción de 36% porque una parte importante de la inversión extranjera se ha orientado al desarrollo de actividades para el mercado interno. “La caída de la demanda doméstica y las perspectivas negativas de crecimiento determinaron los resultados del país”, anotó la Cepal.

México, el segundo receptor de IED en América Latina y el Caribe, recibió 8% menos de inversión extranjera en comparación con el primer semestre de 2014. En Chile, los flujos disminuyeron  10% entre enero y agosto de este año. La caída se concentró especialmente en el sector minero, lo cual podría mantenerse durante el año.

En Argentina, los flujos de IED registraron un ingreso neto de 5.302 millones de dólares con un crecimiento muy pronunciado en comparación con el año anterior. Sin embargo, esto se explica por la contabilización en el primer semestre de 2014 de la desinversión de la empresa española Repsol en la petrolera YPF. Descontando este cambio de propiedad, habría una caída de 11,5% en el primer semestre de 2015 respecto a igual período del año anterior.

Las entradas de IED disminuyeron también en Bolivia (-3%), Colombia (-22%), Costa Rica (-2%), Ecuador (-15%), Guatemala (-26%), Nicaragua (-4%), República Dominicana (-21%) y Uruguay (-25%), confirmando un panorama regional bastante preocupante.

En contraste, la llegada de capitales foráneos se incrementó en El Salvador, Honduras y Panamá.