Representantes de Lindley y Arca, junto al ministro de Economía, inauguraron recientemente una planta en Pucusana (Foto: Lindley).
Un grupo de inversionistas minoritarios de la embotelladora peruana Corporación Lindley, liderados por  Bancard (firma ligada al expresidente Sebastián Piñera), Fratelli Investment (propiedad de la familia Solari), y Larrain Vial, enviaron cartas a los reguladores en Perú y México para que analicen el acuerdo de venta que alcanzó el principal embotellador de Inca Kola y Coca Cola en nuestro país con la mexicana Arca Continental.

Según reportó la agencia Bloomberg, estos inversionistas solicitaron que se analice el contrato de compra de Lindley SA por US$ 910 millones.

Arca con sede en México informó el pasado 10 de septiembre que había acordado pagar a la familia Lindley US$ 760 millones por el 53% de las acciones.

Arca pagó otros US$ 150 millones para el compromiso de la familia a retirarse de la industria embotelladora de forma permanente, de acuerdo con una presentación ante los reguladores mexicanos.

De acuerdo con la citada agencia, los directores de empresas no cumplieron con su deber de proteger los derechos de todos los accionistas, o incluso informar a los accionistas minoritarios que las negociaciones estaban en curso.

En una respuesta escrita a las consultas de la agencia económica, los funcionarios de Arca aseguraron que la firma había cumplido con todas las regulaciones pertinentes en la compra de Corporación Lindley.

Mientras que representantes de Piñera, la familia Solari y Larraín Vial declinaron hacer comentarios, mientras Corp. Lindley no respondió a los mensajes enviados por correo electrónico en busca de comentarios.

FUENTE: emol.com