Fuente: gasoductodelsur.pe
Tres distritos de Cusco serían los primeros en acceder al gas natural que se extrae en el yacimiento de Camisea. Se trata de Quillabamba, Anta y Cusco, los cuales contarían cada uno con un citiy gate (punto de entrega) para que las empresas distribuidoras de gas domiciliario lo lleven hasta las viviendas, comercios e industrias.

Esto sería posible con la construcción de los gasoductos secundarios que se anexarán al Gasoducto Sur Peruano (GSP) y cuyas obras inició hoy Odebrecht, a cargo del megaproyecto que abastecerá de gas natural al sur del país.

La firma de capitales brasileños informó, en un comunicado, que prevé que la construcción culmine a fines del 2016. Posteriormente, iniciará las operaciones de prueba y prevé que ambos gasoductos secundarios estarán operando plenamente al cierre del primer trimestre del 2017.

Solo el ramal de Quillabamba tendrá una extensión de 48 kilómetros y el de Cusco-Anta cerca de 57 kilómetros. Ambos ductos tendrán 14 pulgadas de diámetro.