Fuente: blogs.wsj.com
Las dos mayores cerveceras del mundo acordaron el martes crear una compañía que fabricará casi un tercio de la cerveza del mundo, después de que SABMiller aceptó una oferta por más de 100.000 millones de dólares de su rival Anheuser-Busch InBev.

El directorio de SABMiller anunció que aceptaría una quinta propuesta de su rival más importante. Si se concreta, el acuerdo podría estar entre las cinco principales fusiones en la historia corporativa y ser la mayor adquisición de una empresa británica.

Después de repetidos rechazos a propuestas más bajas, AB InBev dijo el martes que estaba dispuesto a pagar 44 libras esterlinas en efectivo por cada acción de SABMiller, con una alternativa por efectivo y acciones fijado en un descuento y limitada al 41 por ciento de las acciones de SABMiller.

SABMiller informó que su directorio estaría dispuesto a aceptar la oferta y pidió una prórroga de dos semanas para el plazo impuesto en Reino Unido de las 1600 GMT del miércoles por una oferta formal. La nueva fecha límite es el 28 de octubre.

El nuevo grupo combinaría las cervezas Budweiser, Stella Artois y Corona de AB InBev con las marcas de SABMiller Peroni, Grolsch y Pilsner Urquell. AB InBev añadiría ciertas fábricas de cerveza de América Latina y Asia a su ya amplia presencia y, sobre todo, entraría a África por primera vez.

Para muchos observadores, esto sería el último capítulo de décadas de consolidación en la industria cervecera. Las cuatro grandes firmas -AB InBev, SABMiller, Heineken y Carlsberg- ya están presentes en todo el mundo y fabrican más de la mitad de la cerveza a nivel global.

FUENTE: Reuters