Foto: celag.org
El presidente de Bolivia, Evo Morales, y el alto representante general del Mercosur, el brasileño Florisvaldo Fier, mantuvieron esta mañana una reunión en la que abordaron el proceso de ingreso del país andino a ese bloque regional, integrado por Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay, Uruguay y Venezuela. 

Morales y Fier se encontraron en el pueblo de Tiquipaya, en la región de Cochabamba, en el marco de la II Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático, a la que asisten representantes de más de 40 países, según informaron representantes del Mercado Común del Sur (Mercosur). 

La entrada boliviana al grupo se discute en un contexto en que la propia presidenta de Brasil, Dilma Rouseff, ha planteado una convergencia entre el Mercosur y la Alianza Pacífico -integrada por Chile, México, Perú y Colombia. “Tenemos muchos temas que trabajar y avanzar conjuntamente”, ha dicho la mandataria en una reciente visita a Bogotá.

Fier destacó las gestiones del país altiplánico y refirió que “traerá sangre nueva” al Mercosur y “renovará la institución”, que conmemorará sus 25 años de fundación en el 2016. 

“Será el momento oportuno para festejar los avances en políticas sociales que ha logrado el bloque y profundizar los aspectos comerciales, aumentando el comercio intrazona y el acceso a nuevos mercados”, refirió el alto representante de Mercosur. 

Previamente, Fier también sostuvo reuniones con varios ministros del Gobierno boliviano, entre ellos, el ministro de Economía, Luis Arce. Bolivia deberá armonizar sus normas técnicas y de calidad, así como de integración productiva.  

Durante el encuentro, Morales también planteó “la necesaria complementación y articulación” entre la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Mercosur.

Actualmente, los integrantes del Mercosur (excepto Venezuela) se han acercado a la Unión Europea para intercambiar ofertas con miras a cerrar un acuerdo comercial entre ambos bloques.