Foto: Andina
Luego del fracaso de la Ley del régimen laboral juvenil, el ministro de Economía y Finanzas, Alonso Segura, refirió que le toca al siguiente gobierno implementar una reforma laboral para luchar contra la baja productividad y la informalidad, que son las tareas pendientes señaladas por organismos internacionales durante la Junta de Gobernadores del Banco Mundial y el FMI.

“Se intentó, no se pudo prosperar”, mencionó, en una entrevista en canal N, el titular del MEF sobre el proyecto de ley que buscaba dinamizar el empleo juvenil -sector afectado por el subempleo y el desempleo- pero que generó rechazó en su público objetivo, quienes tras movilizaciones multitudinarias lograron que el Congreso derogara la norma en enero de este año.

El responsable de las finanzas públicas comentó que el actual gobierno está concentrado en la reforma educativa, la cual ya está en marcha; en la consolidación de la infraestructura; de la Ley de Servicio Civil (orientada a reformar el empleo público) y en la implementación de la diversificación productiva, para la cual en los últimos meses se han emitido una serie de decretos legislativos.

SOBRE LOS BONOS DE LA REFORMA AGRARIA
Segura sostuvo que el Gobierno está cumpliendo con todos sus compromisos, lo mismo ocurre con la deuda con los bonos de la reforma agraria, cuyo pago es actualmente demandado por el fondo de inversión estadounidense Grammercy, el cual le exige el Estado peruano el desembolso de US$5.100 millones.

El ministro descartó algún tipo de afectación al Estado y aseguró que está siguiendo la metodología y procedimiento establecidos en una sentencia del Tribunal Constitucional, pues esta acreencia se rige bajo legislación peruana, no internacional.

Siempre van haber intereses de los que buscan generar réditos. En este caso, hay actores específicos, que se especializan en tratar de enjuiciar estados... Lo que terceros interesados quieran hacer no nos preocupa, seguimos trabajando”, finalizó.