Foto: Andina
Ante la polémica suscitada por el fuerte recorte que el Fondo Monetario Internacional (FMI) realizó a su proyección de crecimiento para la economía peruana en el 2015 (de 3,2% a 2,4%), la directora gerente del organismo financiero mundial, Christine Lagarde, argumentó que se consideraron los menores precios de las materias primas y factores climatológicos.

Durante su participación en la Junta de Gobernadores, la funcionaria indicó que el organismo que dirige hace proyecciones en “base de los que sabemos sobre la economía” y, en el caso de Perú, “se tomó en cuenta la bajada de materias primas y otros factores externos, como los climatológicos. Por ejemplo, El Niño iba a tener un impacto en la industria pesquera”.

El FMI difundió su pronóstico el martes, en plena cumbre internacional que reúne en Lima a delegados y delegadas de 188 países, entre importantes funcionarios de gobierno en materia económica, directores de entidades multilaterales y bilaterales de cooperación, así como personalidades del mundo académico e inversionistas.

El recorte no fue bien recibido por el ministro de Economía y Finanzas, Alonso Segura, quien lo calificó como pesimista, afirmó que la actividad productiva nacional está ya en la senda de la recuperación y estimó que este año se expandiría cerca de 3%.

No fue el único que cuestionó las cifras del máximo ente financiero mundial. Lagarde comentó que el propio presidente Ollanta Humala le dijo, durante una cena el miércoles por la noche, que le iba a demostrar que estaba equivocada.

Tras elogiar las mejoras dadas por el Gobierno peruano en sectores como Educación y en el sector público, la representante del FMI sostuvo que en el 2016 el PBI peruano se expandiría 3,3%, impulsado por la puesta en marcha de proyectos mineros, fundamentalmente de cobre.

RECETA PERUANA CONTRA LA CRISIS
Antes de culminar su presentación, la máxima representante del FMI recomendó a los líderes financieros mundiales aprender de la gastronomía peruana, que moderniza recetas tradicionales, para reactivar la golpeada economía mundial.

“El principal mensaje que tengo para las autoridades mundiales es que tienen que aplicar las recetas de la cocina peruana... se debe crear una combinación de políticas, con un crecimiento más sólido e inclusivo". 

Es que, según Lagarde, la cocina peruana es una combinación de prácticas óptimas de todo el mundo, que refina y moderniza recetas tradicionales, y las mejora, utilizando una variedad de ingredientes.