Fuente: LaMula.pe
Una nueva onda Kelvin cálida llegaría a la costa peruana en noviembre, lo que mantendría el calentamiento actual del mar e incluso podría elevarlo, reportó esta mañana el Comité Multisectorial encargado del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (Enfen).

Debido a ello, las probabilidades de que el fenómeno de El Niño sea fuerte o extraordinario en el verano del 2016 se mantienen en un 55%, refirió.

El reporte del Enfen detalla que la posibilidad de que El Niño sea extraordinario cayó a un 15% -cinco puntos porcentuales menos  que el reporte anterior- mientras que la probabilidad de que sea fuerte subió a 40%.  

La entidad sustenta su pronóstico “en la persistencia de vientos del sureste que estarían atenuando la intensidad de la llegada de las ondas kelvin”.

También precisa que se mantiene el estado de alerta en la costa, debido a la magnitud fuerte de El Niño, el cual se desarrolla con temperaturas por encima de lo normal, pero dada la estacionalidad, no se esperan lluvias intensas.

“Conforme avancemos en la temporada de lluvias, El Niño Costero, según su magnitud, intensificará las lluvias en la vertiente del Pacífico”, anotó el comité. 

En la víspera, el presidente Ollanta Humala indicó desde Piura que el Gobierno ha implementado acciones de prevención para evitar inundaciones. Recordó, además, que los diferentes sectores han presupuestado, en total, más de S/.3 mil millones para medidas de mitigación a partir de enero del 2016.

Una reciente proyección del Área de Estudios Económicos del Banco de Crédito del Perú (BCP) indica que si este fenómeno tiene la misma intensidad que el de 1998, la economía peruana solo crecería 1,2% en el 2016 y no el 4% que espera el Gobierno.

En tanto, la Autoridad Nacional del Agua (ANA) ha señalado que 518.870 peruanos se encuentran en situación de riesgo -de manera directa e indirecta- en caso de que se desaten lluvias torrenciales.