Foto: Andina
El menor ritmo de crecimiento mundial, reflejado ya en las bajas tasas de expansión de la economía peruana (entre 2% y 3%) ha comenzado a mermar en el empleo y en los ingresos en América Latina y el Caribe, advirtió ayer el Banco Mundial, durante la presentación de su informe semestral, en el marco de la Junta de Gobernadores que se realiza esta semana en Lima.

“Luego de que el auge de las materias primas derivara en conquistas significativas, una caída en la tasa de participación laboral está haciendo que las familias comiencen a sentir el impacto”, refirió en el documento 'Empleos, salarios y la desaceleración latinoamericana' del citado ente multilateral.

El Economista en Jefe del Banco Mundial para la región, Augusto de la Torre, describió así el panorama: “Estamos viendo que la calidad del empleo se está deteriorando a medida que los asalariados se vuelven trabajadores independientes o pasan de empresas grandes a otras más pequeñas. Los más notable, sin embargo, es el hecho que los trabajadores estén abandonando el mercado laboral por completo, una tendencia particularmente marcada entre los hombres jóvenes y menos educados. A medida que regresan a sus hogares, o a la escuela, sin salario, el ingreso de los hogares pobres podría resentirse aún más”.

Para el exministro de Economía y Finanzas y actual Embajador de Perú en Estados Unidos, Luis Castilla, la solución podría pasar por la creación de un seguro de desempleo. Sin embargo, sugirió que la implementación de un producto de este tipo se discuta en la próxima campaña electoral.

MEDIDA PREVENTIVA
“Dado que hay un pull de potenciales personas que van a caer en el desempleo, se debe retomar un tema de discusión en el país que es el seguro de desempleo que algunos lo plantean como una solución”, refirió.

En la región,  no se han desarrollado políticas para mejorar el mercado laboral. Un reto para los gobiernos será la creación de una red de protección social efectiva, que no distorsione su buen funcionamiento, aseguró Castilla.

Actualmente, ya se observa una fuerte disminución del empleo en países que se han desacelerado rápidamente como Argentina y Brasil, detalla el Economista en Jefe del BM para América Latina y El Caribe. El ritmo ha sido menor en Colombia y México. En tanto, en Perú no se ha visto un impacto aún en el nivel de ingresos, pero sí en la generación de nuevos puestos de trabajo.

PROTECCIÓN ACTUAL ES INSUFICIENTE
Según Castilla, Perú cuenta con programas de empleo público temporales, así como con el Seguro Integral de Salud. Estas iniciativas han tenido un positivo impacto social, pero habría que profundizar en otros instrumentos específicos para afrontar los problemas de un potencial grupo de mano de obra que no podría encontrar empleo ante el menor crecimiento económico.

Otro factor que tendría que ponerse en debate en la región es el salario mínimo, afirmó el Banco Mundial. “Cuando uno piensa por qué en todos los países se concentran en salario mínimo es porque es un símbolo de equidad social. Es una conversación trascendental cuando hay situaciones como las que atraviesa la región”, anotó Agustín de la Torre.

No obstante, indicó que en algunos casos el salario mínimo sirve de ayuda y en otros casos se convierte en el enemigo del empleo.