Foto: Andina

El Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) tendrá que ser ratificado por el Pleno del Congreso peruano para entrar en vigencia, precisó el presidente de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), Jorge von Wedemeyer, luego de que se conociera el cierre delas negociaciones de este tratado que abarcará el 40% del comercio mundial.

“Esperamos que en breve el texto completo del acuerdo se ponga a conocimiento público y que una vez suscrito sea remitido al Congreso de la República para el proceso de ratificación correspondiente”, comentó.

En un comunicado, el líder del citado gremio empresarial destacó el cierre del acuerdo, en Atlanta, tras más de seis años de intensas negociaciones por parte de las 12 economías participantes.

“El acuerdo representa la continuidad de la política de apertura al comercio exterior establecida desde hace 13 años por el Perú, brinda la oportunidad a nuestros productores de llegar a nuevos mercados, y aporta a la consolidación de avances para generar trabajo y disminuir la pobreza”, aseguró Von Wedemeyer.

Con el TPP, Perú lograría acceso preferencial a cinco nuevos mercados: Malasia, Australia, Nueva Zelanda, Vietnam y Brunéi. Con los otros miembros del Acuerdo Transpacífico, ya se han firmado acuerdos (Estados Unidos, Japón, México, Singapur, Canadá y Chile).

Otros importantes tratados comerciales ya han sido sometidos al escrutinio del Parlamento. En julio del 2006, en una sesión que incluyó manifestaciones y el abrupto ingreso de legisladores de oposición recientemente electos, el Pleno aprobó por mayoría el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos.

En diciembre de 2012, el Congreso peruano ratificó el acuerdo comercial que le permitió al Perú ingresar al mercado de 500 millones de consumidores de la Unión Europea.

Un TLC que no corrió la misma suerte fue el suscrito con China. El Poder Ejecutivo decidió su ratificación en diciembre del 2009 sin someterlo a la aprobación del Congreso, pese a los cuestionamientos que empresarios, fundamentalmente de los sectores textiles y confecciones, realizaban al acuerdo.