Foto: DEVIDA
Un contenedor de 25 TM con el primer embarque de cacao fino de aroma, cultivado en el  Perú, por excocaleros acogidos al programa de Desarrollo Alternativo impulsado por DEVIDA y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) partió ayer hacia Francia.

El lote fue producido por los miembros de la cooperativa agraria Colpa de Loros, en el marco del acuerdo comercial financiero suscrito con la empresa de chocolates finos, Koaka, la cual reconoce la calidad del cacao peruano.

El contender fue embarcado ayer en el puerto del Callao con destino al terminal portuario de Ámsterdam, en Holanda.

El acuerdo suscrito entre la cooperativa y la empresa europea asegura la colocación de la totalidad del cacao fino de aroma en el mercado de Europa. Como parte del compromiso, la compañía asume el reto de promover el cacao como marca de origen peruano.

El cacao fino de aroma es un producto premium demandado para la elaboración de chocolates finos muy cotizado en el exterior.

La cooperativa Copa de Loros está integrada por 250 productores y cuenta con más de 200 hectáreas de cultivo de cacao aromático.