Foto: softpedia.com

Google trazó sus líneas de trabajo para el próximo año. La conferencia estuvo encabezada por Sundar Pichai y duró más de dos horas.


A diferencia de otra empresas que se expanden cada vez más en dirección a la producción de hardwares, teléfonos móviles, tabletas y computadoras, Google se centrará en su plataforma de búsquedas y en su sistema operativo para móviles Android que cuenta 1.300 millones de usuarios y funciona en 4 mil modelos distintos. La nueva versión se llamará M.


El buscador, por su parte, será más preciso y completo sobre la información que le puede brindar al usuario en los aparatos móviles: “desde el lugar en que se aparcó el coche al resultado del equipo de fútbol preferido”, señala El País.


Retomar la confianza de los consumidores y facilitar la dinámica del navegador serán prioridades. Los desarrolladores, por ejemplo, tendrán que dejar claro para qué quieren acceder al micrófono y el traspaso de una aplicación a otra será más sencilla.


También acaba de estrenar el sistema de pago Android Pay, que se estrenará con las compañías AT&T, Verizon y T-Mobile. En vez de números de tarjetas, usará el reconocimiento de las huellas digitales para autorizar las compras. Las baterías contarán con un reconocimiento a través de patrones para identificar cuándo estas pueden entrar en modo de descanso.


No le basta Google centrarse a repotenciar sus productos ya conocidos. La novedad será Brillo, un equivalente a Android pero para todo tipo de electrodomésticos del hogar. Los materiales pensados para este nicho aparecerán marcados con una estrella verde sonriente.


No habrá más esfuerzos por resucitar Google+, que queda reducido a Fotos y Streams, donde la capacidad de almacenamiento es libre para contar con la mejor calidad de imagenes.


Para el 2016 Google espera vender 1.200 millones de móviles, la mayoría en países en vías de desarrollo. Por ello una de sus prioridades será el funcionamiento de páginas sin necesidad de internet, debido a la baja calidad del internet de algunos países.