Foto: Reuters

La FIFA aseguró que no reconsideraría las sedes mundialistas tras la detención de sus dirigentes, ex dirigentes y empresarios vinculados a casos de corrupción en la selección de estas. Pero los efectos de los procesos judiciales que tiene que enfrentar acarrea también la advertencia de los principales empresas auspiciadoras de los mundiales.


“Como patrocinador, esperamos que FIFA tome medidas efectivas e inmediatas para resolver los problemas dentro de su organización”, advirtió Visa. “Esto comienza con la reconstrucción de una cultura con prácticas éticas fuertes para poder restaurar la reputación del deporte para los aficionados en todo el mundo”.


Para Coca-cola la controversia ha manchado los ideales de la “copa del mundo”. Adidas anunció que espera de sus patrocinados una cultura de ética como la que premueve la marca. Hyundai señaló que continuará monitoreando los procesos para saber qué decisión tomar.


Como recuerda El País, antes del inicio del mundial en Brasil, las empresas señalaron su preocupación de que “las marcas de referencia fueran asociadas a un organismo o a un evento en el que la corrupción estaba al día”. Después de esa edición, la petrolera Castrol, la farmacéutica y cosmética Jonhson & Jhonson y la empresa líder de producción mundial de neumáticos Continental fueron los últimos en no renovar sus contratos. Estos se sumaban a la línea aérea Emirates y Sony.