Foto: Getty Images

Los 34 países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo de Económico (OCDE) baten nuevos récords. Pero records de desigualdad, contrarios a la misión de la organización de “promover políticas que mejoren el bienestar económico y social de las personas alrededor del mundo”.


En promedio, entre los miembros, el 10% más rico gana 9,6 veces más que el 10% más pobre. Esta brecha crece, además, de forma constante. En 1980 esta era de una proporción de 7. Ahora las cifras más alarmantes las presentan Estados Unidos e Israel. En el primero, la diferencia es de 16,5 y en el segundo la brecha es de una diferencia de 15.


Entre todos los pertenecientes a la organización, en 18 países solo el 10% de los hogares posee la mitad de la riqueza, mientras que al 40% solo le llega el 3%. Entre ellos, nuevamente Estados Unidos marca los datos más insólitos: el 5% más rico obtiene una riqueza 91 veces mayor que la media de todo el país.


Según los autores del informe el caso puntual de Estados Unidos se debe al poco gasto en programas sociales y la brecha que existe en las habilidades laborales. En el caso de Israel se resalta la dificultades de insertar a las mujeres en el mercado laboral debido a factores culturales y religiosos.


Ante esto, el secretario general de la organización, Ángel Gurría, exigió "acciones políticas" para que corregir este fenómeno tanto económica como socialmente. 

El informe titulado In it together: why less inequality benefits all es publicado después que esta semana se conociera que, por otro lado, un grupo de países asiáticos, la mayoría no totalmente desarrollados, han reducido la desigualdad considerablemente en sus poblaciones.