Foto: Gabriella Demczuk / The New York Times

“El cartel”, como ahora se sabe que se llamaban a sí mismos los cinco grandes bancos que ocasionaron la crisis económica, tendrán que pagar 5 mil 600 millones de dólares, una penalidad que marca un récord, y declararse culpables de los delitos, acordó el Departamento de Justicia de Estados Unidos.


Los bancos Citigroup, JPMorgan Chase, Barclays y el Royal Bank of Scotland, tendrán que admitir que manipularon durante cinco años un mercado de divisas, en dólares y euros, de 5 trillones de dólares para inclinarlo a favor de sus instituciones, una manipulación que afectó “a todos los sectores de todas las economías del mundo”.


En un inicio, el quinto banco, UBS, quedaría fuera de la acusación por haber sido el primero en denunciar las manipulaciones, pero se anuló la decisión debido a que se comprobó que también participaba en el manejo de los precios de las divisas. Ahora se tendrá que declarar culpable por la manipulación en el costo de miles de millones de dólares en tarjetas de crédito y otros préstamos.


La fiscal general Loretta E. Lynch, quien estuvo a cargo del anuncio, detalló que para establecer las estrategias, los miembros de este grupo usaban chats electrónicos privados donde hablaban a través de un lenguaje codificado en el que incluso admitían que el riesgo era tan alto que debían “dormir con un ojo abierto”.


Desde el inicio de la crisis, recuerda el The New Yorks Times, los grandes bancos habían acusado a distintas subsidiarias pero ahora serán los miembros de las más altas esferas quienes tengan que declarar en una corte federal en Connecticut. Sin embargo, antes de que se supieran todos estos detalles, los bancos obtuvieron exenciones de la Comisión de Bolsa y Valores que les permitirá hacer negocios como de costumbre.


“Esto sirve como recordatorio de que este Departamento de Justicia tiene la intención de perseguir vigorosamente a todos los que inclinen el sistema económico a su favor; a los que trastornan nuestros mercados y se enriquecen a costa de los consumidores estadounidenses", señaló la fiscal.


Los castigos anunciados se suman a los 4 mil 250 millones de dólares que algunos de estos mismos bancos acordaron pagar en noviembre para resolver investigaciones. Las sanciones pueden continuar.