Foto: hanergy.com

Una de las más importantes empresas chinas de energía solar vio desplomarse sus acciones a cerca de la mitad de su valor en menos de veinticuatro minutos. La caída de Hanergy fue de 47%, mientras se llevaba a cabo una reunión de accionistas donde todos se preguntaban dónde estaba Li Hejun, presidente de la empresa, quien finalmente no asistió. La desvalorización supuso una pérdida de casi US$19,000 millones de dólares.


La empresa, en los últimos dos años, había aumentado el valor de sus acciones en más de 500%, lo que había convertido a su presidente, Li, en uno de las personas más ricas del mundo y puesto Hanergy incluso por encima de Sony. La caída, a pesar de ser abismal, pone a Hanergy en el estado que mantenía a inicios de año. La empresa no dio mayores explicaciones sobre el paradero de su presidente.


Las sospechas sobre Li y los movimientos de la empresa aumentan después de que el Financial Times descubriera un hecho insólito: el crecimiento de la compañía se daba siempre en los últimos diez minutos de la jornada bursátil.


A la vez el diario The Wall Street Journal también ha cuestionado el crecimiento de la empresa debido a que los paneles solares que fabrica ya no son tan eficientes, por lo que otras compañías los han dejado de lado. Según detalla Bloomberg Business, Hanergy utiliza silicio de grado solar son más flexibles, pero menos eficientes que los paneles a base de silicio cristalino.