El gobierno de Barack Obama planea limitar a la Policía de Estados Unidos el uso de determinados tipos de equipamiento militar, como lanzgranadas, armas de alto calibre, bayonetas, entre otras.

Esta medida se da en respuesta a las críticas contra la policía por una "militarizada" respuesta a los disturbios en Ferguson, Missouri.

La prohibición forma parte de una orden ejecutiva para todas las agencias federales del país, que obliga a revisar los tipos de equipos que prestan a la policía local y estatal.

Obama tiene previsto viajar este lunes a Camden, Nueva Jersey, para resaltar las tácticas para reducir la delincuencia y prácticas como la policía comunitaria.

Intervenciones policiales con tiroteos y la muerte de varios hombres negros en enfrentamientos con la policía ha hecho que las prácticas de las autoridades se conviertan en un problema que la administración está obligada a resolver.

Otros elementos prohibidos por la orden son vehículos blindados, ciertos tipos de uniformes de camuflaje, armas de fuego y municiones de calibre .50 o más alto, y aeronaves con armas.

Con información de Reuters y CNN.