Foto: K-King Photography Media Co. Ltd via Getty Images

Se ha demostrado que un sueldo de US$70,000 asegura la satisfacción diaria, tanto así que el fundador de Gravity Payments recientemente elevó el salario mínimo de su personal a esa mágica cifra. Sin embargo, un nuevo estudio indica que un sueldo sólido no siempre compra la felicidad en el trabajo. De hecho, algunos de los trabajadores mejor pagados en trabajos estables son los menos satisfechos.


Según una nueva investigación realizada por TINYPulse, menos de una cuarta parte (22%) de los empleados de las compañías de servicios financieros en los Estados Unidos son "realmente felices" en el trabajo. Esto en marcado contraste con los resultados de trabajadores de construcción, que están entre los más felices.


El estudio, que analizó más de 3.000 respuestas de la encuesta a 60 empresas de servicios financieros distintas que van desde la banca al sector inmobiliario, arrojó una serie de comentarios sobre los tres factores principales que tuvieron un impacto negativo en su trabajo.


Estos son:

- Insatisfacción con los compañeros.

- Insatisfacción con la administración.

- Bajo aprecio y reconocimiento a los empleados.


En su informe sobre Compromiso de los Empleados de 2014, TINYpulse encontró que el factor número uno de la felicidad en el trabajo es el reconocimiento de los colegas. A juzgar por sus comentarios, los trabajadores financieros no reciben muchas palmaditas en la espalda de sus amigos en el trabajo. Cuarenta y seis por ciento dijo que sus compañeros les eran indiferentes o estaban insatisfechos con ellos. Sus quejas principales:


- Tiene mala actitud.

- No está motivado o no asume responsabilidades.

- No está calificado para cumplir su cargo.


"[Están] llenos de actitud y toman poca responsabilidad. La mayoría quiere pasar la pelota a otra persona y empezar cualquier conversación con resentimiento", dijo uno de los encuestados.


Los gerentes deben reconocer la importancia de las relaciones con los colegas, sostiene la consultora de desarrollo de liderazgo Jessica Amortegui en el portal Fast Company. "Poner un precio a nuestras conexiones muestra el valor supremo que les damos a ellas. Si usted tiene un amigo que ve la mayoría de los días, el aumento de su felicidad es como ganar US$100.000 más cada año. Por otro lado, cuando se rompe un lazo social crítico, es como sufrir una disminución de US$90.000 por año en sus ingresos ", expone Amortegui. "Si usted se pregunta cuánto más haría que la gente se comprometa [en el trabajo], entonces todo lo que tiene que hacer es imaginar recibir un aumento de sueldo de US$100.000."


Pero los malos jefes son parte del problema en el sector financiero. Cincuenta y tres por ciento de los encuestados dijo que sus gerentes les eran indiferentes o estaban insatisfechos con sus proceder, y con frecuencia mencionaban algunas de las siguientes razones:


- Modos de comunicación pobres.

- Fallos en encontrar tiempo para sus empleados y equipos.

- No tomarse el tiempo para el desarrollo personal de las tareas de sus empleados.


"Rara vez me reúno con [mi jefe], y cuando lo hago, tengo suerte si consigo más de cinco minutos. Incluso entonces, no siempre tengo toda su atención. Porque él se distrae, no escucha con atención, y a menudo, comienza a responder antes de entender plenamente mi pregunta”, afirmó uno de los encuestados.


Otro dijo que su jefe discute asuntos confidenciales con otro miembro del equipo y no logra transmitir información importante que el equipo necesita para hacer su trabajo. "Ellos respaldan o apoyan al equipo. Cualquier comunicación se realiza por correo electrónico", señaló.


EL BUEN TRABAJO PASA DESAPERCIBIDO

Completando la trifecta de terribles características para los trabajadores de finanzas y seguros está la falta de reconocimiento y aprecio. Una abrumadora mayoría (80%) reveló que estaban mal valorados en el trabajo. Peor aún, sentían que su trabajo solo se evaluaba en términos de lo que salió mal o lo que se podría haber hecho mejor.


"Últimamente he sentido que no importa la cantidad de trabajo que haga. No, no es reconocido, solo las cosas malas salen a la luz y se salen de proporción", dijo uno. Otro empleado dijo: "Cuando llega el tiempo de revisión, todo se olvida, y solo se me recuerda acerca de algunas cosas que podría haber hecho mejor. Tal vez sea para hacerme crecer, tal vez es porque sabe que voy a seguir trabajando duro para tratar de complacer a alguien, de cualquier manera es deprimente". Otro entrevistado dijo que una o dos personas pueden decir "buen trabajo", pero en su mayor parte, esta persona se siente "como si la percepción sobre mí es que soy un desperdicio de espacio”.


Parte del problema en este ámbito es que la naturaleza del trabajo no siempre permite un reconocimiento inmediato. Por ejemplo, los agentes de seguros rara vez llegan a experimentar el beneficio de la venta a un cliente.


Por esta razón, Trey Taylor, director general de Taylor Insurance Services dice: "¿Sabías que por cada 100 personas que se unen a la industria este año, solo 11 de ellos todavía estará en el trabajo 36 meses después? Desgasta a la gente". La investigación realizada por Globoforce confirma esto, lo que indica que el 55% de los empleados que no es formalmente reconocido por su trabajo consideraría renunciar.


UN PEQUEÑO PUNTO BRILLANTE

No todo es totalmente sombrío en la industria financiera. El estudio de TINYPulse encontró que el 85% de los trabajadores dio a sus empleadores una alta calificación por la transparencia en el lugar de trabajo, incluyendo el establecimiento de objetivos y responsabilidades claras, y lo que se puede hacer para contribuir al éxito de la organización. Dennis Vogel, presidente y director ejecutivo de Citizens State Bank y cliente de TINYpulse, dice que tiene que ver con la comodidad de la industria con los números. "Por lo tanto no tenemos miedo de compartir números y otra información, que otras industrias recelan mucho más".