www.nytimes.com

La administración Obama tiene posiciones encontradas en torno a un caso que enfrenta a Google y Oracle por asuntos de propiedad intelectual en el uso del lenguaje de programación Java, señalaron fuentes de Reuters. El resultado podría tener amplias implicancias en la industria de tecnología.

El año pasado Oracle ganó una apelación que le permite licenciar partes de Java. Google, que usa Java para diseñar el sistema operativo móvil Android, de otro lado, considera que el uso de este lenguaje de programación debe ser libre y estar exento de cualquier pago.

Google apeló en enero esta decisión en la Corte Suprema de los Estados Unidos, la instancia más elevada. Y la Corte solicitó a la administración de Obama su opinión sobre hacia dónde deberá encaminarse el proceso.

Aún no es clara la posición del Fiscal General de Estados Unidos, a quien la Corte Suprema le ha pedido su opinión. Y el tiempo apremia, pues sus decisiones suelen comunicarse a fines de mayo. Sobre el caso, Reuters detalla las posiciones de distintas agencias del gobierno.

De acuerdo con un abogado que asesora a Google en el caso, la Comisión Federal de Comercio y la división antitrust del Departamento de Justicia están muy interesados en las implicancias que el caso podría tener en la competencia del mercado. Fuentes de Reuters señalan que hay asesores del gobierno han abogado por la posición de Google. De otro lado, la Oficina de Propiedad Intelectual de Estados Unidos, una división de la Biblioteca del Congreso, tendría una posición favorable para Oracle.

En el 2010, Oracle denunció a Google por uso indebido del lenguaje Java en el diseño de Android. Una corte Federal en San Francisco falló a favor de Google. Luego, la Corte de Apelaciones revirtió ese fallo y afirmó que debe respetarse la propiedad intelectual hasta que el Congreso o la Corte Suprema señalen lo contrario. Oracle considera que el gobierno de los Estados Unidos debería declinar el caso porque ya existe jurisprudencia que respalda su posición.

Google ha advertido que una victoria de Oracle obstruirá la innovación tecnológica porque los desarrolladores no podrían usar libremente el trabajo de otros.