Aunque las negociaciones entre Grecia y el Fondo Monetario Internacional (FMI) continúan, aún hay enormes escollos por superar y el panorama parece empeorar.

Según Business Insider, que cita al periodista griego Michael Ignatiou, el director europeo del FMI, Poul Thomsen, señaló que ni siquiera tiene contacto con el ministro de Finanzas de Grecia, Yanis Varoufakis.

Esto, pese a que sigue latente la posibilidad de que el país se hunda en una profunda recesión en menos de un mes.

De acuerdo con la versión de Ignatiou, Thomsen asegura que la situación "está lejos de ser la ideal". "El panorama no es positivo: los únicos avances se dan en el marco de los procesos, no en los temas realmente fundamentales de los que depende Grecia", dice el informe.

La nota explica que el FMI y el Eurogrupo han logrado comprometerse con el gobierno griego en temas de impuestos y en la ley de bancarrota; sin embargo, todavía no hay un consenso sobre reformas en el mercado laboral y de pensiones, los puntos más problemáticos de las negociaciones.

El jueves, el diario británico Financial Times dio cuenta de una situación similar, al publicar unas declaraciones de Thomsen en las que consideraba el sistema de pensiones griego como "excepcionalmente generoso".