Foto: RT

Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana en la Cámara Alta, y Harry Reid, líder de la minoría demócrata del Senado de Estados Unidos acordaron iniciar el debate sobre el fast track, el proyecto de ley que le daría al presidente Barack Obama la autoridad para negociar con más facilidad acuerdos de libre comercio, en especial el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés). ¿La condición? Discutir antes otra iniciativa de ley sobre manipulación de divisas.


McConnell anunció que esa cámara sostendrá votaciones separadas sobre un proyecto de ley de aduanas, que contiene normas contra la manipulación monetaria, y otro sobre preferencias comerciales.


Como se recuerda, el martes 12, los senadores demócratas bloquearon el debate por temores al impacto del TPP, compuesto por 12 países, sobre los trabajadores estadounidenses. Bajo la vía rápida (fast track), el Congreso puede aprobar o rechazar los acuerdos comerciales negociados por el Gobierno, pero no modificar pactos como el TPP.


Las negociaciones sobre el TPP, que son secretas y por ello muy criticadas desde la sociedad civil (incluido en el Perú), están casi completadas, pero los socios comerciales dijeron que quieren ver aprobada la ley de vía rápida antes de finalizar el pacto.


El TPP crearía una zona de libre comercio que cubriría el 40% de la economía mundial, convirtiéndose en el mayor pacto de intercambio económico desde el Acuerdo de Libre Comercio de Norteamérica que liberalizó los envíos entre Estados Unidos, Canadá y México.