Foto: Joe Raedle / Getty Images
Los grandes bancos globales han comenzado a advertir a los clientes que la rauda subida del precio del petróleo y las materias primas industriales en las últimas semanas va muy por delante de la realidad económica, aumentando el riesgo de una caída de precios durante el verano boreal.

Barclays, Morgan Stanley y Deutsche Bank ha emitido informes en los que sugieren a sus inversores que sean cautelosos mientras los precios son presa de flujos especulativos inestables en mercados derivados. El petróleo ha subido 40% desde enero, a pesar incluso de que los EE.UU., China y la economía mundial en su conjunto muestran resultados muy por debajo de lo esperado.

"Cuidado: esto no puede durar. Los riesgos de una reversión en las tendencias recientes de los precios de productos básicos están creciendo ", dijeron analistas de Barclays a Business Insider"Hay una gran desconexión entre la acción del precio en los mercados físicos donde los diferenciales señalan el exceso de oferta y los mercados de futuros, donde todo se ve color de rosa."

Miswin Mahesh, estratega de petróleo del banco, menciona que un exceso aceite está emergiendo en medio del Atlántico, con el aumento de los inventarios a un ritmo de 1 millón de barriles por día. Angola y Nigeria están sentados en 80 millones de barriles de crudo sin vender y el exceso de cargas se acumula en el Mar del Norte y el Mediterráneo.

Morgan Stanley hizo eco de las preocupaciones, advirtiendo que los especuladores e inversores financieros han sacado un número récord de posiciones "largas" en crudo Brent en los mercados de futuros, a pesar de que la economía mundial se mantiene por debajo de las expectativas. "Tenemos crecientes preocupaciones acerca de los fundamentos de crudo en el segundo semestre de 2015 y el 2016", dijo.

Productores de petróleo refinado en los EE.UU. están aprovechando el auge artificial de los precios para cubrir una gran parte de su producción futura. Lo que, más o menos garantiza, que los EE.UU. seguirán bombeando 10 millones de barriles por día, librando una guerra de desgaste contra productores de alto costo en el resto del mundo.

Una dinámica similar se está ve en el mercado del cobre, donde las posiciones largas netas han saltado en un sesenta por ciento desde el comienzo del año; ayudando a alimentar el alza más larga en los precios del cobre desde 2005, minetras la producción industrial se detiene en China. Las advertencias vienen mientras el borrador de un informe de la OPEP pinta un panorama sombrío para la industria de la energía, con una predicción de que el petróleo no llegará a $ 100 el barril en los próximos 10 años.

El mini-boom de la energía y los metales ha adquirido gran importancia, ya que se está tomando como evidencia de que la recuperación mundial está en marcha y que los peligros de una espiral deflacionaria han disminuido. Barclays dijo que esto a su vez es un factor clave que impulsa al alza de los bonos globales, y por ende a la revaloración del costo del crédito global. Si la concentración de materias primas está siendo impulsado por la exuberancia de inversores en los mercados de derivados - en lugar de una verdadera recuperación de la economía mundial - es probable que se de un cortocircuito en poco tiempo; e incluso, esto podría llevar a una recaída en la deflación. Es extremadamente difícil para los bancos centrales navegar estas aguas agitadas, aumentando el riesgo de un error de política.

Nuevos datos sugieren que la economía de Estados Unidos puede haberse contraído en el primer trimestre, y que actualmente está creciendo a un ritmo 0.8 por ciento, por debajo de indicador de velocidad de pérdida de la Reserva Federal de ese país.

Deutsche Bank también ha advertido que el alza de la energía está mostrando "signos de fatiga", con inventarios que bordean los récords en los EE.UU., y pocas probabilidades de un mayor estímulo de los bancos centrales para mantener el juego en esta etapa . "Vemos riesgos a la baja en los precios del crudo de cara al verano", dijo un representante de la entidad.

Las alzas de petróleo duraderas suelen ser impulsadas ​​por recortes de la OPEP, pero esta vez el cártel ha impulsado la oferta en 500.000 barriles por día para 31 millones mientras  Arabia Saudita intenta llevar a perforadores marginales en todo el mundo fuera del negocio.

Contrariamente a lo esperado, los productores de refinado de Estados Unidos aún tienen que capitular. El número de equipos se ha reducido más de la mitad, pero la producción se ha mantenido más de lo esperado. Mientras algunos perforadores se han ido a la quiebra, otros ya están señalando planes para aumentar la producción.

EOG con sede en Houston, dijo que espera aumentar la producción en el tercer trimestre en la cuenca Eagle Ford en Texas, que se beneficia de las ganancias espectaculares en tecnología y están reduciendo los costos de refinado a una velocidad asombrosa. Devon Energy ha elevado su objetivo de crecimiento de 25 por ciento a 35 por ciento este año, después de haber reducido sus costos de producción en una quinta parte en el primer trimestre.

El almacenamiento táctico de crudo por parte de China y otros países ha enmascarado la escalada de exceso de oferta, pero los analistas petroleros dicen que este efecto puede estar desvaneciéndose. La desaceleración económica profunda en los mercados emergentes y hambrientos de recursos ha detenido el ciclo de la mercancía. Aún hay pocas señales de una recuperación duradera.

China aún se está desacelerando mientras el presidente Xi Jinping deliberadamente produce una deflación de la burbuja de inversión en el país.
Una serie de recortes en el coeficiente de reservas obligatorias y las tasas de interés - incluyendo una reducción 25 por ciento el fin de semana - compensa el "endurecimiento pasivo" causado por la salida de capitales y el aumento de los costos de endeudamiento real.

Todavía no es un retorno a la '"estímulo como de costumbre". No todo el mundo está dispuesto a tirar la toalla en el crudo de petróleo. Michael Wittner, de Societe Generale, dijo que la producción de Estados Unidos se reducirá en los próximos meses ya que los efectos retardados de menor inversión inicial declinarán, y en última instancia reivindicarán la estrategia de choque de Arabia Saudita de inundar el mercado.

Los inventarios de crudo tienden a acumularse a partir de marzo a mayo. Esta es la "ventana de mayor vulnerabilidad para una corrección del precio del crudo", dijo Wittner. Esa ventana se cierra en cuestión de semanas.