Cuando se creó, en 1998, a iniciativa de la lingüista y congresista Martha Hildebrandt, el Fondo Editorial del Congreso tenía como objetivo publicar títulos que por su especialización –y real aporte a la cultura y el pensamiento político peruano-, puedan no tener cabida en sellos comerciales. Con el pasar del tiempo, sin embargo, este Fondo se ha convertido en la vía favorita de parlamentarios de todas las tiendas políticas para concretar una de sus mayores aspiraciones: publicar un libro.

PODER accedió esta semana a la lista de textos de parlamentarios publicados por el sello estatal, una tarea en la que se han invertido a la fecha S/. 316,475, dinero proveniente de la partida presupuestaria que cada año recibe el Fondo, así como de las ventas de libros previamente publicados. El monto permitió que, por ejemplo, libros de congresistas como Fredy Otárola, Mesías Guevara y Marco Falconí vean la luz recientemente.

Los montos invertidos corresponden a los gastos de edición, corrección, diseño e impresión de los textos de los parlamentarios, y fueron obtenidos a través de una solicitud de acceso a información pública dirigida al Congreso.

CÓMO FUNCIONA

El Fondo Editorial es administrado por un Consejo Editorial, cuyo presidente es designado por la Mesa Directiva del Congreso, más específicamente por la primera vicepresidencia. Este Consejo es además integrado por el Oficial Mayor y un Jefe del Fondo Editorial. Son estos tres funcionarios quienes sugieren la publicación de un determinado libro, decisión que para concretarse debe contar con la aprobación y acuerdo de la Mesa Directiva.

El actual presidente del Consejo Editorial es el congresista Modesto Julca, de Perú Posible, quien viene desempeñando el cargo desde el 2013. Ese mismo año Julca se vio obligado a ceder funciones a su compañera de bancada, Carmen Omonte, luego de ser suspendido por el Pleno por cuatro meses, tras demostrarse que facilitó la contratación de su hijastra como trabajadora del parlamento. Omonte le devolvería el cargo a Julca el año pasado, tras ser nombrada Ministra de la Mujer. Antes de Julca y Omonte, fue también presidente del Consejo Editorial el congresista Renán Espinoza.

La presidencia del Consejo del Fondo Editorial del Congreso es un cargo honorario, que años atrás recayó en parlamentarios de frondosa producción intelectual, como Martha Hildebrandt y Henry Pease.

El Fondo publica anualmente unos 15 nuevos títulos en promedio, de ellos, un 30% son seleccionados entre las 40 propuestas anuales de diverso tipo que llegan a las oficinas del Fondo Editorial. En este último rubro, en los últimos años, han ido apareciendo con mayor frecuencia solicitudes de parlamentarios, en busca de ver su obra publicada. Actualmente hay incluso lista de espera. ¿Qué se publica?

LÍNEAS TEMÁTICAS

PODER se internó en la librería del Congreso, ubicada en el jirón Huallaga, en el centro de Lima, para conocer al detalle el tipo de libros que vienen publicando los congresistas, usando el financiamiento público que administra el Fondo Editorial del Congreso. Y aunque no es objetivo de esta nota juzgar la calidad intelectual de las publicaciones, sí advierte que varias de ellas son al menos de discutible interés público.

Es el caso de las iniciativas editoriales de los congresistas Fredy Otárola y Mesías Guevara, quienes publicaron con el Fondo libros de evidente interés partidario, y resaltando las bondades de la política y líderes de sus respectivos gobiernos. Así, mientras Otárola, del Partido Nacionalista, es autor de “La inclusión social”, resaltando desde el título el lema del actual gobierno; Guevara, de Acción Popular, publicó “El Desafío de Construir”, a manera de homenaje a Fernando Belaúnde, líder histórico de su partido.

En la misma línea va “Haya de La Torre y la Unidad de América”, que en 2004 publicó Luis Alva Castro. El ex presidente del Congreso hace aquí una recopilación y “antología de homenaje” al fundador del APRA, su partido. Durante su gestión frente a la Mesa Directiva (2009-2010), el Fondo Editorial del Congreso fue además especialmente fecundo al momento de dar a luz libros de marcada línea aprista. Algunos de ellos son: “La insurrección de Trujillo”, sobre la revuelta aprista en esa ciudad; así como “Haya por Haya. Apuntes para sus memorias”.

VIDA Y OBRA

Mención aparte merece el libro “Javier Valle-Riestra. Parlamentario, litigante y defensor de los derechos Humanos”, una generosa recopilación, de 726 páginas, de artículos de y sobre Valle-Riestra. Se trata de un texto que el Fondo Editorial le publicó en el 2009 a Luis Ganoza Álvarez, quien tenía un evidente interés en publicar tal panegírico: era nada menos que asesor en el Congreso de mismo Javier Valle-Riestra.

También en la línea biográfica encontramos “Hilos de mi vida”, que en 2009 publicó la entonces congresista Hilaria Supa. Se trata de la autobiografía de la ex parlamentaria, en la que relata sus experiencias hasta llegar a convertirse en dirigente campesina y parlamentaria. O “Rehén por siempre”, que en el 2011 publicó el entonces congresista Luis Giampietri relatando su experiencia tras el secuestro de la embajada del Japón.

Pero hay una clase de libros que son los que más abundan entre los que hasta ahora han publicado los congresistas. Se trata de aquellos que promocionan su propio trabajo legislativo. Con ese objetivo han utilizado el Fondo Editorial ex congresistas y un actual parlamentario andino: Carlos Torres Caro, Rafael Vásquez e Hildebrando Tapia. Este último publicó en el 2011 “Peruanos en el exterior”, en el que además de estadística sobre la migración desde el Perú, el lector podrá encontrar hasta ocho fotografías de Tapia sosteniendo “importantes reuniones de coordinación”.

LISTA DE ESPERA

Luis Córdova Farías, Jefe del Fondo Editorial del Congreso, aseguró en entrevista con este medio que el Fondo es igual de exigente con cualquier autor que desee publicar con el sello estatal. Aunque dijo no estar al tanto de “si existen presiones o no” de parlamentarios, a nivel de Mesa Directiva, para que sus libros sean publicados.

Lo cierto es que además de los textos sobre historia, literatura, pensamiento político y artes, el Fondo mantiene en cola también nuevos libros de congresistas, algunos de los cuales verán la luz este año. Así, preste atención, que pronto estarán disponibles nuevos proyectos editoriales de Virgilio Acuña, Marisol Espinoza, Yehude Simon y Alberto Beingolea.