A estas alturas, ¿qué podría salvar a Carlos Ramos Heredia de la destitución?

Con la revelación que han hecho tres colaboradores eficaces del caso Orellana –su hijo, César Ramos Torero habría recibido periódicamente dinero de Rodolfo Orellana en ‘búnker’ de San Borja– la imagen de que el suspendido fiscal de la Nación está más lejos aún de lo que implica ser una autoridad del Ministerio Público.

Pero, en todo caso, su posible destitución no depende por el momento del caso Orellana. Más bien, principalmente de su dolor de cabeza inicial: el caso Áncash.

En ese sentido, esta mañana el pleno del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) escuchará por fin el alegato oral de defensa de Ramos y, luego de ello, la Comisión de Procesos Disciplinarios del mismo organismo –integrada por Gonzalo García Núñez, Orlando Velásquez Benítes e Iván Noguera Ramos– terminará de agregar los últimos detalles a los borradores de informes, que ya están listos, y luego elevarán su recomendación al pleno.

Según ha podido conocer Poder.pe, dos de los tres integrantes de la comisión disciplinaria, García Núñez y Velásquez, ya tendrían claro su voto: por la destitución. El tercero, Noguera, no ha manifestado aún su posición.

En todo caso, como basta la mayoría simple, será suficiente con que García y Velásquez voten a favor de la destitución en los informes finales para que sean elevados al pleno. Esto podría ocurrir hoy mismo, o mañana.

Si en los días siguientes el pleno del CNM se reúne en sesión extraordinaria para discutir y respaldar esta propuesta, Ramos quedará definitivamente fuera del Ministerio Público.

Los tres informes (números 41, 42 y 43) contienen evidencia, respectivamente, de la presunta parcialización de Ramos contra: los fiscales que allanaron la ‘Centralita’; el fiscal de Huaraz que investigó a César Álvarez, Luis Checa Matos; y, al contrario, a favor del jefe de los fiscales del Santa en los tiempos de Álvarez, Dante Farro Murillo.

¿Qué podría salvarlo? Que más de un miembro pleno del CNM vote a favor suyo. ¿A estas alturas es posible? Fuentes de la institución con quienes ha conversado este portal lo consideran “un imposible”. Claro, en este país cualquier cosa podría pasar.

LOS INFORMES

A Ramos el CNM le concedió en tres oportunidades el uso de la palabra, pero el sucesivo empapelamiento del suspendido fiscal de la Nación contra los integrantes del Consejo hizo que se perdiera tiempo valioso. Hoy, por fin, hablará.

Y tendrá que esforzarse para que los consejeros tomen en serio su versión de que nunca decidió ni presionó para lograr la sanción y destitución de los fiscales que osaron investigar a César Álvarez en los tiempos en que ‘la Bestia’ hacía y deshacía en Áncash.

Los informes concluirían que Ramos habría sido una suerte de “filtro” de la defensa legal de Álvarez en todas las denuncias de corrupción y lavado de activos que pesaban en contra del expresidente regional y sus funcionarios.

Por ejemplo, en el año 2012, el fiscal anticorrupción de Huaraz Luis Checa había concluido que en la construcción del estadio Rozas Pampa, de Huaraz, había existido sobrevaloración e indicios de corrupción. Ese hecho, además de la denuncia del hallazgo de dinero en efectivo en un vehículo del gobierno regional para fines proselitistas, marcaron a este fiscal.

Ramos lo suspendió y lo tuvo fuera de la Fiscalía seis meses, sin sueldo. Incluso después del asesinato de Ezequiel Nolasco y antes de que dejara la Fiscalía de Control Interno, pidió la destitución de Checa.

Tiempo después, el entonces fiscal de la Nación, José Peláez, lo sacó de la fiscalía anticorrupción y lo envió a una común.

Con los fiscales que allanaron la ‘Centralita’ ocurrió algo similar: Ramos los sometió a un proceso disciplinario que se hizo interminable.

Los informes preliminares también contendrían datos valiosos sobre los presuntos vínculos entre Ramos, Álvarez y algunos estudios de abogados con conexiones que acabarían favoreciendo al expresidente regional.

¿CÓMO VOTARÍAN?

Según información que ha podido conocer este portal, el consejero García Núñez votará, de todas maneras, por destituir a Ramos. En cierta forma es lo esperable, pues él es presidente de la Comisión de Procesos Disciplinarios y, además, el ponente de la propuesta de destitución.

Orlando Velásquez habría expresado internamente su intención de firmar de todas formas por el planteamiento de García. Noguera, hasta el cierre de esta edición, aún no habría tomado una decisión definitiva.

Eso, en cuanto a los integrantes de la comisión. Pero si el informe se eleva al pleno, allí se llevará a cabo otra medición de fuerzas.

En teoría, el presidente del CNM, Pablo Talavera, también votaría por destituir al fiscal supremo. Como se recuerda, Ramos ha declarado a Talavera un “enemigo manifiesto”. De ocurrir ello, su voto, más lo de García y Velásquez, serían suficientes para conseguir la separación definitiva.

En contra de la propuesta de la comisión disciplinaria votaría Luz Marina Guzmán, quien en los últimos tiempos y en las últimas decisiones se ha mostrado particularmente favorable a Ramos.

El consejero Máximo Herrera no votará porque, como se recuerda, él mismo se abstuvo de participar en los acuerdos por su cercanía amical con Ramos Heredia. Sobre el último miembro del CNM, Guido Águila, recientemente incorporado a este organismo, su decisión es una incógnita.

No se descarta que tras su informe oral, Ramos Heredia presente más recursos contra los consejeros. De hecho, hoy mismo este colegiado resolverá tres más que el suspendido fiscal de la Nación presentó en los días anteriores: una denuncia penal contra Talavera y dos acciones de amparo contra el resto. Todo un fiscal suspendido.