Foto: spanskespanol.wikispaces.com

A siete meses de las elecciones generales en España, una nueva encuesta pone en la delantera al Partido Popular (PP) con 25,6% de los votos, pero a una distancia del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) de solo 1,3%. Técnicamente, están empatados.

Para el PSOE la noticia no es tan alentadora en líneas generales, ya que esos votos son 19% menos que los que consiguió en las elecciones de 2011. Sin embargo, recuperan el segundo lugar que encuestas anteriores le daban a Podemos. Esta última agrupación da un fuerte retroceso: de 23,9 a 16,5%.

El sondeo, realizado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), ubica en cuarto lugar a Ciudadanos. Pero hay buenas noticias para este grupo: suma una fuerte cantidad de votos nuevos: en enero tenía 3,1 y ahora obtendría 13,8%.

De mantenerse la tendencia en diciembre, se tendría un panorama fragmentado que obligaría a los partidos a pactar alianzas. Así, el 19,8% de indecisos podría ser crucial en las urnas. Eso, claro, si es que en vez de haber más "decididos", no crece el 10,9% de personas que aseguran se abstendrán de votar. Este segundo escenario es uno de los más probables, ya que los problemas de corrupción aparecen como el segundo problema más importante del país según los encuestados, y no parece que vayan a solucionarse de aquí a noviembre.