Foto: galleryhip.com

Ante las preocupaciones de la más importante empresa de comercio electrónico, Alibaba, el consorcio privado con sede en Hangzhou, China, designó un nuevo presidente ejecutivo. Así, se acaba la opción cedida hace dos años a Jonathan Lu, quien asumió el cargo como “un hombre de utilidad”.


El elegido para reemplazar a Lu como CEO es Daniel Zhang, quien era el jefe de operaciones y también fue gerente general de Tmall, web china de ventas electrónicas también del grupo. A la nueva decisión se suma el cierre del primer año fiscal con un aumento de 4% de sus beneficios netos lo que ocasionó, a la vez, que sus acciones subieran 7%.


Las noticias son alentadoras después de que la compañía se enfrascara en una disputa pública con el regulador chino que investiga artículos falsos en las tiendas online, y dejara objetivos financieros de lado. A pesar del logro anual, en el primer trimestre de este año Alibaba sumó 463 millones de dólares en beneficios, 49% menos respecto al mismo periodo en 2014. En 2012, sin embargo, dos de los portales de Alibaba juntos manejaban 170 mil millones de dólares en ventas, más que eBay y Amazon.com.


Los analistas, además, dudan sobre la recuperación de la empresa en los próximos meses, y señalan que uno de los errores actuales de Alibaba son los pocos ingresos que recibe por publicidad móvil, a pesar de que esta es su fuente de mayor tráfico.