Foto: Efe

“Nuestro programa va a gustar mucho a la gente que se tiene que levantar a las seis de la mañana para coger el metro”, aseguró el líder de Podemos, Pablo Iglesias, antes de presentar el programa que establece las líneas de generales del partido español con miras a las elecciones autonómicas de este 24 de mayo.  

Iglesias al inicio se concentró en responder una sola pregunta: ¿qué es el cambio? ya que el documento lleva como título El Programa del Cambio. Se respondió a sí mismo que se trata de aceptar que el trabajo hecho hasta ahora en el país “no se ha hecho bien”. “Casi siempre los progresos más innovadores provienen de un cambio de perspectiva. Cuando algo no funciona, no es buena idea insistir en lo que te ha llevado hasta allí”, se lee en la introducción.

Las “medidas estrellas”, como las ha calificado el diario Público, las han dividido en cuatro segmentos: “rescate ciudadano”, “empleo, innovación y nuevo modelo productivo”, “gobernar para la gente” e “instituciones para la democracia”. Nombres en los cuales se enmarcan 215 medidas. Entre estas, el carácter de servicio público del suministro del gas y la electricidad, el incremento del gravamen para los salarios superiores a los 50 mil euros que se suma a la reforma del impuesto al patrimonio, fórmulas para permitir a las familias y a los pequeños y medianos empresarios hacer frente a sus deudas, la obligación de los cargos públicos de rendir cuentas de cada uno de sus actos una vez al año. Iglesias ha calificado a estas propuestas como “medidas de sentido común”.

La prensa española coincide en que el partido ha dejado atrás algunas de propuestas más radicales para “recuperar las esencias de la socialdemocraciay tratar así de ocupar un espacio más centrado, más próximo al votante medio del PSOE”, como señala el diario El País. De ahí, que Iglesias lo haya definido su plan como más “realista”, una de las principales razones que llevaron a que se alejara del grupo Juan Carlos Monedero, hasta hace poco otro de los líderes del grupo. “Ponemos sobre la mesa un programa que dice algo muy sencillo: primero la gente”, dijo al inicio de la presentación que se extendió hasta las dos horas y media.

“Tenemos (en España) las piezas, pero falta ordenarlas, ajustarlas, equilibrarlas”, dice el informe. Para ilustrar el trabajo que asegura necesario, Iglesias ha planteado la idea de un barco que está a punto de hundirse por tener todos los derechos y beneficios puestos solo en la proa. El programa de Podemos, considera, se trata de que el barco recobre el equilibrio.

Ahora le toca al partido poner a votación cuarenta de sus ideas entre sus gobiernos autonómicos para saber cuál deberá ser la prioridad con la cual las ejecuten, dependiendo de los resultados de las próximas elecciones.