La televisión, tal y como hoy la conocemos, morirá en los próximos diez años. Esa es la arriesgada y sorprendente predicción de Rene Rechtman, presidente de la compañía de multicanales Maker Studios –propiedad de Disney–, que se ha convertido en la más grande red de contenidos en Youtube, con más de 11.000 millones de vistas al mes. 

La empresa cuenta, además, con 650 millones de suscriptores, por lo que las fuentes con las que cuenta Rechtman le permiten esbozar la manera en que la gente consumirá videos en un futuro no muy lejano.

“¿Por qué el director de Disney decidió comprar hace unos años Maker Studio? Yo estoy seguro que fue porque vio a sus hijos pequeños consumir contenidos de canales como Youtube”, señaló Rechtman en conversación con Business Insider.

También predijo que los contenidos se verán en tres formas diferentes: videos que se sostienen con anuncios en plataformas como Youtube; suscripciones de servicios como Netflix; y la comprar de series o productos específicos, por los que el espectador pagará pequeñas cantidades.

Rechtman estimó que los espectadores podrán seguir sentados frente a grandes pantallas, pero ya no bajo la experiencia de la televisión linear. “La gran experiencia será tener una gran pantalla para ver lo que quieras y en el momento que quieras”, agregó.

NUEVOS MEDIOS, NUEVAS FORMAS
Sus declaraciones parecen ir en consonancia con el impresionante auge de Youtube. Hace poco, Susan Wojcicki, directora ejecutiva del portal de videos, señaló que, hoy por hoy, alcanzan a gente de entre 18 y 49 años a través de equipos móviles, más que en cualquier otro formato.

Además de esta revolución en el soporte, indicó que el número de visitantes de Youtube creció un 40% respecto al año pasado, y que el tiempo que los usuarios pasan en el portal aumentó en 50%.