Tsipras confía en que negociaciones sean positivas para Grecia. Foto: EFE

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, no descarta convocar a un referéndum si es que los acreedores del país insisten en unas demandas que el gobierno considera inaceptables. No obstante, continúa optimista en alcanzar un acuerdo para evitar ese escenario.

En su primera gran entrevista televisiva desde que asumió el poder, el premier afirmó que esperaba un acuerdo con la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional hacia el 9 de mayo, tres días antes de que expire el pago de un préstamo del FMI de cerca de 750 millones de euros (US$815.5 millones).

Si bien existen "grandes posibilidades de ganar esta negociación", Tsipras adelantó que recurriría a la población helena si los términos del pacto no estaban en línea con su promesa de campaña de terminar con la austeridad. "Si la solución ofrecida va más allá de nuestro mandato, esta tendrá que ser respaldada por la gente", señaló. "El pueblo griego tendrá que decidir", subrayó.  

El líder de Syriza volvió a descartar que su gobierno vaya a incumplir el préstamo que vence el 12 de mayo, a pesar de que Grecia tiene problemas para pagar esta semana a sus pensionados y trabajadores. Para el gobernante, estos desembolsos son la prioridad.