La caída del precio internacional del petróleo –que al martes era de US$ 56 por barril cuando a mediados del año pasado superó los US$ 100–  no tendría un impacto positivo tan grande en el PBI peruano como se esperaba. Un estudio realizado por Macroconsult demostró que el alcance sería limitado mejorando el PBI en solo 0,30% a 0,35% en un año.

"La caída es positiva para el país, pero no tan grande como puede ocurrir, por ejemplo, en Chile, donde no producen petróleo e importa US$7.000 millones de dólares al año y ahora US$3.500 millones. La diferencia entra a su economía. En cambio, en Perú no, pues importa US$ 5.000 y exporta US$ 4.000", dijo Elmer Cuba, de Macroconsult.

En cuanto a los ingresos fiscales, el canon y sobre canon que reciben las regiones de Loreto, Ucayali, Piura, Huánuco y Cusco se verán mermados. en total a nivel nacional, de acuerdo a lo proyectado, la recaudación para el 2015 por canon petrolero sería aproximadamente de US$ 800 millones, cifra muy por debajo del pico de US$ 1.200 millones registrado el 2013. "Los gobiernos locales y regionales de las zonas productoras verán sus ingresos afectados", dijo Elmer Cuba, socio de Macroconsult

La caída del precio internacional del crudo también pondría en riesgo principalmente de 6 proyectos de hidrocarburos que se realizarían en el país por un monto de US$ 4.000 millones de dólares en los próximos 10 años.

Las utilidades de las empresas de hidrocarburos van a afectarse. Las utilidades han pasado de US$ 2.000 millones el 2012 a US$ 1.000 millones esperados para este año. De igual manera, esto implica una fuerte caída del  impuesto a la renta del sector que pasará de cerca de US$ 785 millones del año pasado, pasará a US$ 340 millones este año.

De otro lado, los sectores que se benefician con la caída del petróleo son la pesca, el transporte, almacenamiento, entre otros. 

Un efecto inesperado es que la caída del precio del petróleo ha hecho que el precio del GNV se acerque mucho al del GLP, lo que restaría incentivos para la conversión de automóviles a gas natural vehicular.

El consenso internacional para el precio del petróleo es que para el 2016 se mantenga entre los US$ 73 y los US$ 79. Está caída se debe principalmente a la mayor oferta de crudo a nivel mundial dado que Estados Unidos ha duplicado su producción en los últimos siete años, mientras que China ha reducido su demanda.