En contra de lo que afirma la mayoría de políticos peruanos, el progreso social es más que crecimiento económico. Y ya existen indicadores para medirlo, como el Índice de Progreso Social (IPS) de la organización The Social Progress Imperative, que abarca más que el incremento del PBI y se centra, a través de 58 parámetros distintos, en tres dimensiones: necesidades humanas, fundamentos del bienestar y oportunidades. 

La edición 2015 del IPS midió la capacidad de más de 130 países de brindar progreso y bienestar a sus habitantes. Entre los evaluados está Perú que, si bien registra un ligero avance en el resultado del índice (pasó de 67,13 en el 2014 a 67,23), retrocedió un puesto en el ranking, ocupando el número 55.

La Fundación Avina realizó un análisis de los resultados del IPS 2015 para la región latinoamericana en el contexto mundial, cuyos resultados fueron reveladores. “Casi el 88% de los países analizados ha tenido algún grado de mejoría más o menos significativa en su desempeño respecto del 2014. El 12% restante –unos 16 países– ha sufrido un retroceso. Probablemente el hallazgo más preocupante (para nosotros) es que casi un tercio de dicho grupo corresponde a la región latinoamericana”. El Perú se encuentra en este último  grupo.

FUENTE: AVINA/IPS

De los 19 países latinoamericanos evaluados, Perú se encuentra en el décimo lugar. La lista está encabezada por Uruguay, le siguen Chile y Costa Rica. En el último lugar se encuentra Cuba. La totalidad de países analizados a nivel global se clasifican en seis estratos según su progreso social: muy alto, alto, medio alto, medio bajo, bajo y muy bajo. Perú se encuentra en el penúltimo lugar de las naciones con desempeño medio alto y solo supera a Paraguay.

El economista José Luis Massón-Guerra publicó en su cuenta de twitter un gráfico comparativo de variables desagregadas para los casos de Perú, Chile, Ecuador y Colombia. En la mayoría de los casos, el Perú se encuentra rezagado.


FUENTE: @JOSELUISMASSON

Pueden revisar el informe completo aquí.